Sistemas de ósmosis inversa

  • Más

    • Fácil mantenimiento y puesta en marcha: El WTS esta precalibrado  para hacer más simple y rápida la puesta en marcha. El procedimiento automático de "lavado" extiende la vida útil de la membrana y reduce el mantenimiento.
    • Ahorro: mediante el uso de una bomba centrífuga multietapa, el WTS pueden suministrar agua a la presión y flujo correcto sin necesidad de bombas de refuerzo y acumuladores de agua.
    • Máxima higiene: el WTS proporciona agua de ósmosis inversa sólo cuando sea necesario por el humidificador, evitando así el almacenamiento. El agua es tratada, además, con el esterilizador por rayos ultravioletas.
  • Características generales

    El sistema de tratamiento de agua por ósmosis inversa de CAREL ha sido diseñado para su uso con los humidificadores humiFog multizone, multizone mc, heaterSteam y gaSteam. El sistema también puede ser combinado con el ChillBooster para el enfriamiento por evaporación.
    Alimentado con agua potable de la red, genera agua desmineralizada con características físicas, químicas, caudal y presión adecuadas para la alimentación de los humidificadores. Los puntos fuertes de este producto es que esta completo (no se requiere un sistema de bombeo o tanque de almacenamiento) y  además de sus dimensiones compactas.
     
    ¿Qué es la ósmosis inversa?

    Es una técnica en la que el agua a depurar se bombea a alta presión y se fuerza a pasar por medio de una membrana semipermeable caracterizada por poros con diámetro inferior a 0.001 μm: la mayoría de los iones disueltos son filtrados por la membrana produciendo así un agua relativamente pura.  La eliminación de minerales, medida en porcentaje de la cantidad de minerales contenidos originalmente, puede variar del 95 al 99% e incluso más.  El funcionamiento automático y el bajo costo de funcionamiento (energía eléctrica requerida para el bombeo) están extendiendo el uso de esta tecnología.  Sin embargo, los aparatos por ósmosis inversa no son ideales para el tratamiento de aguas muy duras y/o con significativos contenidos de contaminantes: en estos casos, para prologar la vida operativa de las membranas se practica un pre-tratamiento del agua (filtración, desferrización, etc.).