Atomizadores - Refrigeración evaporativa

  • Más

    • Ahorro de energía: combina la humidificación adiabática y el enfriamiento por evaporación en una única solución global para el ahorro de energía dentro de la UMA.
    • Gestión de las pérdidas de carga: optiMist garantiza un ahorro energético real asegurando una bajísima pérdida de carga a los ventiladores (30 Pa);
    • Atomización controlada: a fin de explotar completamente el potencial del enfriamiento por evaporación y sin residuos, es necesario tener un control muy preciso de la cantidad de agua atomizada en cada instante. Mediante la combinación de la acción del inverter y los circuitos de modulación, optiMist puede seguir con precisión la temperatura y la humedad demandada;
    • La higiene: gracias a los materiales utilizados, el diseño de los sistemas de distribución sin puntos de estancamiento y los sistemas de lavado automáticos gestionados por el controlador electrónico, OptiMist es una solución higiénicamente segura para la humidificación adiabática y el enfriamiento por evaporación dentro de la UMA.
  • Características generales

    El enfriamiento evaporativo es el proceso en el cual el agua enfría el aire a través de la evaporación. Para que esto suceda de forma espontánea, sin el aporte de energía externa, el agua debe ser atomizada en el aire en forma de gotas de agua muy finas que, teniendo una tensión superficial inferior al aire circundante, se evaporan en el aire.
    ¿Por qué se enfría el aire? 
    No es necesario un aporte de energía externa, sin embargo, debido a su naturaleza, el proceso de evaporación de agua requiere una cierta cantidad de energía. Esta energía se retira del aire en sí, que, con el fin de absorber el agua debe liberar calor sensible, reduciendo así su propia temperatura.
    Cada kilogramo de agua que se evapora absorbe 0,69 kW de calor del aire. Así es como se obtiene el efecto dual de humidificación y enfriamiento del aire a través del proceso de enfriamiento por evaporación, que en muchas aplicaciones de tratamiento de aire representan dos efectos deseados.

    Ahorro de energía
    El rápido desarrollo de la refrigeración por evaporación en aplicaciones de HVAC es, sin duda debido a su impacto muy bajo en consumo de energía. Si comparamos el gasto de la energía en la refrigeración por evaporación con la de otros tipos de transformaciones de aire (por ejemplo, la humidificación con emisión de vapor o de la refrigeración de aire a través de enfriador), se puede observar que el ahorro de energía es considerable. La única energía requerida es para la presurización de agua, que se envía a las boquillas atomizadoras desde una bomba. El consumo es de aproximadamente 4 a 8 W por cada l/h de agua atomizada. Los atomizadores CAREL suministran una gama completa de productos que hacen uso de los principios de la refrigeración por evaporación y todas sus ventajas. La composición estándar de estos productos es:

    • Gabinete, que contiene la bomba para presurizar el agua, un inverter y un controlador electrónico para la modulación de la producción de agua atomizada al instante;
    • Boquillas atomizadoras, capaz de atomizar el agua en gotas de agua muy finas (del orden de unas pocas centésimas de milímetro), ampliando la superficie de intercambio de calor.
    • Sistema de distribución, compuesto por racks de acero inoxidable, boquillas atomizadoras y válvulas de drenaje, con el fin de garantizar el vaciado.